SER INDEPENDIENTE... TODO UN TRABAJO

01 de julio de 2016

SER INDEPENDIENTE... TODO UN TRABAJO

Michael Schade, cofundador y CEO de Rockfish Studios, cuyo título, Everspace, comenzó a financiarse con Kickstarter y recaudó exitosamente 420.252€

Michael Schade, cofundador y CEO de Rockfish Studios, cuyo título, Everspace, comenzó a financiarse con Kickstarter y recaudó exitosamente 420.252€, dio una charla sobre micromecenazgo basada en lo que habían hecho para lograr el objetivo monetario que se habían propuesto y qué habían aprendido en el proceso.

Ya cuatro meses antes del lanzamiento del proyecto en la plataforma de internet, Schade y su equipo se pusieron a trabajar en la presentación de lo que sería el futuro del videojuego, destacando sus aspectos más originales y diferenciándolo del resto de los videojuegos de acción en el espacio. Seis semanas antes de iniciar la colecta establecieron la web, presentaron imágenes del proyecto, reactivaron la base de contactos que tenían de Galaxy of Fire, su videojuego anterior, a la vez que siguieron añadiendo contactos y seguidores, y empezaron a trabajar en las redes sociales. Colocar su proyecto en Steam Greenlight, la plataforma online en la que los desarrolladores independientes anuncian su próximo juego y valoran el interés que existe por él, les ayudó a impulsar la campaña, ya de un 89% de personas se mostraron interesadas en él.

Y de ahí a casi doblar el presupuesto original de su petición sólo había un salto con muchas lecciones que aprender, tanto para desarrolladores independientes como para todos aquellos que tengan una idea y quieran llevarla a cabo gracias al micromecenazgo: no es bueno olvidarse mencionar la campaña en cada interacción con la prensa ni tampoco descuidar Twitter o Facebook, pero está bien aprovecharse de plataformas como Reddit o Imgur, que le dan viralidad al proyecto; conviene compartir la experiencia (a través de videos y podcasts) con los seguidores para hacerles partícipes de la historia; es aconsejable crear premios exclusivos para los máximos donantes o cruzar campañas con otros videojuegos, al igual que utilizar el dinero recaudado a mitad de campaña (si es suficiente) para buscar otros inversores que ayuden a la finalización del proyecto; no hay que establecer tramos de objetivos demasiado caros, etc.

El CEO del estudio australiano Halfbrick Studios, Shainiel Deo, desgranó el proceso que llevó a su compañía a transformarse en una empresa contratada por otros a una empresa independiente. Confesó que el cambio de estrategia fue difícil y que muchos trabajadores, que no creían en ese proyecto, se quedaron en el camino, pero que también contribuyó a fortalecer el propósito: “queríamos crear experiencias de entretenimiento memorables que llegasen a ser una parte esencial de la vida diaria de la gente”.

Volver a noticias